lunes, 30 de septiembre de 2013

Entrevista a Lucy Fry

Penguin Teen Australia organizó un sorteo en el que se escogerían 5 preguntas para los actores que forman parte de la franquicia Vampire Academy.

Empezamos las entrevistas con Lucy Fry que da vida a Lissa Dragomir.


Para la transcripción de la entrevista + screencaps dale a LEER ENTRADA COMPLETA



Eres una australiana sumergida en el mundo vampírico. ¿Fue fácil la transición de chica de playa a alguien de la realeza Moroi? ¿Cómo te preparaste para tu papel?


La transición de una chica playera australiana a un vampiro pálido y privado del sol ha sido verdaderamente interesante. Cuando descubrí que me habían dado el papel, regresé a Australia a prepararme allí así que fue algo difícil esconderse del sol. Empecé a cubrirme en la playa con sombrillas gigantescas y protector solar y tratando de esconderme del sol todo lo que fuera posible, cosa que puedes ver comprobar por lo pálida que estoy. Y entonces empecé a trabajar en el acento inglés porque Lissa es un vampiro de la realeza. En el proceso de crear al personaje, el director y yo decidimos que Lissa sería inglesa por herencia familiar. Así que ese fue uno de los procesos de preparar el personaje de Lissa. Despúes empecé clases de interpretación para entender la forma en que Lissa sobrellevaba el dolor de perder a toda su familia - cosa con la que no estoy familiarizada, gracias a dios - así que eso fue otra parte del proceso de preparación. Después vine a Inglaterra y me pusieron lentillas verdes para que pudiera tener los ojos jade de Lissa. Fue bastante complicado en sí mismo intentar entender cómo ponerse y quitarse las lentillas. Fue muy complejo y durante un tiempo veía el mundo verde allá donde mirara y todo era verde mohoso. Me preguntaba "¿por qué mi mundo es verde?" Pero también funcionaba para el papel porque Lissa tenía problemas conectando con el mundo real debido a todas las cosas por las que ha pasado y los demonios a los que tiene que enfrentarse con ese poder tan especial. Así que ver el mundo borroso funcionaba para buena parte del personaje. Y también aquí tuve un gran entrenador de dialecto que me ayudó mucho con el acento inglés y fue algo muy, muy bueno. Ahora estamos con rodajes nocturnos así que estoy despierta toda la noche y duermo durante el día así que vivo una vida vampírica. Sí, supongo que la transición de chica australiana playera a princesa Moroi ha sido bastante natural porque ha sido un proceso lento y gradualmente he dejado el surf, el sol, y he venido a este mundo inglés donde todo son edificios antiguos y todo es muy vampírico. Siento que me he adaptado al papel con naturalidad, lo cual es un alivio. ¡Siento que ahora soy un vampiro de verdad!

SCREENCAPS